Make your own free website on Tripod.com

Principal

Lineamientos metodológicos
Presentación Relaciòn de Estudiantes Top 25 - I Bimestre Top 25 - II Bimestre Top 25 - III Bimestre Capacidades Componentes del Área Lineamientos metodológicos Relación con otras Áreas Las actitudes mentales Enlaces Nacionales

 

La vida cotidiana y laboral actual exige el aprendizaje de nuevas habilidades, entre ellas el contar con recursos y herramientas de aprendizaje y sobre todo, el ener la capacidad de saber cómo y cuando usarlos. En esta perspectiva, para la educación formal el aprendizaje es un proceso de permanente adaptación y recreación a un medio altamente cambiante, resultado de las interacciones entre cada persona y sus contextos. Es un proceso de desarrollo de la personalidad: de adquisición de habilidades y de conocimientos, de valores y actitudes y un aprendizaje de procedimientos.

Formar para la iniciativa no es incluir en el curriculum una materia más sino optar por un modelo formativo diferente que implica la aplicación de nuevos métodos para la transmisión de conocimientos, valora y desarrollar otras capacidades, facilitar informaciones no atribuibles a materias curriculares tradicionales, pero útiles para posibilitar niveles graduales de autonomía de los jóvenes, estimulando la creatividad, la cooperación y el acceso a la vida activa y adulta

En el Área de Educación para el Trabajo la metodología debe ser vivencial, es decir. que priorice el contacto del alumno con aquello que quiere conocer, que parta de la realidad y de la experiencia directa del alumno. Debe garantizar aprendizajes significativos partiendo de las experiencias y conocimientos previos de los alumnos para lograr nuevos aprendizajes, desarrollar la creatividad, hacer que el alumno se sienta productor y partícipe de procesos de cooperación social. El profesor recoge situaciones del contexto para que sean analizadas, interpretadas y transformadas, plantea retos desde problemas reales promoviendo la búsqueda de soluciones, permitiendo que el alumno sea gestor de sus conocimientos y que descubra la utilidad práctica de cada nuevo conocimiento.

El proyecto es un excelente recurso pedagógico y desde esa perspectiva es importante tener presente que son los alumnos y las alumnas quienes lo seleccionan dentro de una gama posible de proyectos que el profesor tendrá en cartera. Para esto, debe tener en cuenta, entre otros criterios, el grado académico del alumno, su interés, la complejidad de los proyectos y los recursos existentes en la zona.

El profesor, no obstante ser el responsable de diseñar y conducir los procesos productivos, debe ir graduando su intervención de más a menos, del primer grado al quinto grado; de tal manera que el diseño y la realización de dichos procesos sean asumidos significativamente por los estudiantes en perspectiva a la autonomía.

Asimismo, debe cuidar para un mejor rendimiento de los alumnos y favorecer su creatividad, un ambiente de trabajo tranquilo, que permita que cada alumno exprese libremente sus ideas y manifieste su creatividad y se sienta valorado por los demás.

El profesor debe asumir el papel de asesor asistiendo a cada estudiante a lo largo del proceso para garantizar el logro de las competencias. El profesor diseña las sesiones preguntándose ¿Qué actividades realizarán los estudiantes para adquirir y desarrollar competencias? y ¿Qué acciones haré para dirigir y facilitar el proceso?

Los más valiosos recursos didácticos se encuentran en vivo y en directo en el taller, en el laboratorio o en la estación agropecuaria del centro, en general en el entorno. Desde la semilla, los lápices y reglas de dibujo técnico, los disquetes, los electrodos de soldadura, los sopletes, las instalaciones, hasta los casos específicos, de propagación, además de las guías de práctica, láminas o videos, separatas, hojas de resumen, entre muchos otros. Esto ofrece varias ventajas que redundan en el proceso de la orientación vocacional y profesional desde la educación formal, la de exigir el uso de espacios y recursos apropiados para la formación, ya sea en el centro si lo tuviera o en otros, vía convenios o acuerdos con los aliados, lo cual rompe con el esquema tradicional clase aula, la de mantener a los alumnos en contacto cercano con la dinámica de producción, y la más importante, de proponer proyectos que acercan a los estudiantes no sólo a los diferentes procesos productivos; Sino, al contexto productivo para favorecer el conocimiento de las diferentes opciones ocupacionales y profesionales de la localidad y la identificación de opciones que responda a las aptitudes, intereses y necesidades del alumno.

Para apoyar el logro de competencias el profesor facilitará medios y materiales necesarios, como libros, manuales o, en algunos casos el internet. Asimismo, para que lleguen a ser competentes, orientará al alumno y a la alumna mediante sus conocimientos teóricos, prácticos y metodológicos que como profesor experto posee.

La planificación y la ejecución de los proyectos deben ser realizados por los alumnos con la guía del profesor. La realización de proyectos tras proyectos harán competentes a los alumnos y a las alumnas en la producción.

Los alumnos deben anotar, durante el desarrollo de cada proyecto, los contenidos, planes y métodos utilizados; para que posteriormente esas anotaciones les sirvan de información y para que puedan repetir los procesos productivos por su cuenta, en forma autónoma.

Los proyectos seleccionados de los procesos laborales dependen para su realización de la capacidad del maestro, del interés de los estudiantes, de las posibilidades del mercado local y de los materiales y recursos financieros.

 

GESTIÓN DE PROCESOS PRODUCTIVOS

Envíe un mensaje a lumaflo78@hotmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Última modificación: 13 de Diciembre de 2004